"Antes de cambiar el mundo, da tres vueltas por tu casa". (Proverbio chino)


Hogares verdes es una iniciativa dirigida a personas preocupadas por el impacto ambiental y social de sus decisiones y hábitos cotidianos que promueve el autocontrol en el consumo doméstico de agua y energía, propone medidas y comportamientos ahorradores y fomenta una compra más ética y más ecológica



lunes, 1 de diciembre de 2014

Consejos útiles para una Navidad más Verde (o cómo superar las fiestas del consumismo)

Acercándose ya irremediablemente las fechas de Navidad, queremos invitaros a reflexionar sobre otras maneras de hacer que esta celebración pueda seguir siendo entrañable, familiar y divertida pero de un modo menos consumista, más sostenible y solidario. En este cuadernillo que ADEGA puso a disposición de todos los socios del Programa que quieran utilizarlo, encontramos propuestas sobre ahorro energético, compra de regalos y juguetes solidarios, alimentos ecológicos y cocina tradicional, etc. Están dirigidas a personas de todas las edades y les podremos sacar mucho partido. Es perfecto para regalárselo a vuestros participantes de Hogares Verdes.

La celebración del solsticio de invierno es en la actualidad la época del año en la que más se consume. Nuestra sociedad, se convierte en estas fechas en una sociedad hiperconsumista. El recogimiento se ha convertido en una algarabía de luces, prisas, coches y ruidos ocupando las calles. En las casas otro tanto, luces, regalos y una sobreabundancia reflejada en opíparas comidas y derroche de recursos. En definitiva, la Navidad se ha convertido en la máxima expresión de un estilo de vida insostenible ambiental, social y económicamente.
Ambientalmente, porque en la Navidad se genera un gasto energético superior al del resto del año, se produce un mayor consumo de productos y se incrementa sustancialmente la cantidad de residuos, sin que la mayoría de la sociedad perciba en ello una mayor depredación de los limitados recursos del planeta.
También social, porque detrás de muchos de los productos que compramos y llevamos a nuestras casas, están ocultas personas que pagan un alto precio para que nosotros los disfrutemos. Personas que no disfrutan de la Navidad y que no se pueden permitir muchas de las cosas que elaboran y fabrican para nosotros. Pero también nosotros somos víctimas del consumismo, desperdiciamos nuestro tiempo libre en las tiendas y centros comerciales, consumimos nuestra salud y paciencia en largas colas y nuestros deseos poniéndole precio a todo.
Y económicamente, porque para muchos hogares se dispara el gasto. Atendiendo a diferentes fuentes, estas fiestas nos suponen a cada ciudadano del estado español entre los 900 y los 1.500 euros, un gasto más que considerable

Hoy os ofrecemos consejos, herramientas y espacios para frenar este despilfarro:

¡Feliz y verde Navidad a tod@s!

1 comentario:

  1. Me parece muy acertado, estas fechas pierden todo el sentido cuando el consumismo adquiere todo el protagonismo. ¡Felices Fiestas!

    ResponderEliminar