"Antes de cambiar el mundo, da tres vueltas por tu casa". (Proverbio chino)


Hogares verdes es una iniciativa dirigida a personas preocupadas por el impacto ambiental y social de sus decisiones y hábitos cotidianos que promueve el autocontrol en el consumo doméstico de agua y energía, propone medidas y comportamientos ahorradores y fomenta una compra más ética y más ecológica



martes, 21 de agosto de 2012

Publicidad y consumo de energía: verdades a medias



El vídeo promocional que se muestra en la cabecera de este post forma parte de una campaña de “promoción de frigoríficos de bajo consumo” que desarrolla la marca Bosch hasta finales del presente mes de agosto. El video comienza con la imagen de una bombilla de bajo consumo, con el siguiente texto sobreimpreso: “Bombilla de bajo consumo. Ahorra energía”. A continuación aparece en la pantalla un frigorífico con el siguiente mensaje: “Frigoríficos Maxx Duo, clase A+++. Consumen la mitad que una bombilla de bajo consumo”. Aunque la afirmación pueda parecer sorprendente, la información técnica proporcionada por el fabricante nos permite corroborar los datos: el frigorífico de la pantalla, el modelo KSV36AI40, con unas dimensiones de 186 x 60 cm y una capacidad útil de 346 litros, consume 75 Kwh/año, mientras que una bombilla de bajo consumo de 18 w (1) consume 157,68 Kwh/año.

La presentación continua y nos muestra ahora las principales características de este frigorífico eficiente: iluminación con LEDs, sistema de ventilación que elimina bacterias y malos olores, botellero abatible… Y, a continuación, nos informa de que el modelo, de la gama denominada “Maxx Duo”, está diseñado para combinarse con un congelador vertical, componiendo un frigorífico de dos puertas (los conocidos como “frigoríficos americanos”). Después de mostrarnos las características del congelador (iluminación con LEDs, dispensador de cubitos de hielo, cajones de gran capacidad…), el video finaliza recordándonos, en letra sobreimpresa, que “los frigoríficos Max Duo, clase A+++ consumen la mitad que una bombilla de bajo consumo”. Un contador sobreimpreso nos indica que la bombilla consume 157 Kwh frente a los 75 Kwh del modelo publicitado.

Dado que, hoy por hoy, la mayoría de los hogares no cuenta con un congelador independiente, es evidente que muchos de los potencialmente interesados en la promoción se plantearán adquirir ambos aparatos. Y entonces surge una duda: ¿Cuál será el consumo total si instalamos en casa el frigorífico y el congelador publicitados? En la presentación se omite cualquier dato referido al consumo energético del congelador. Pero consultando la información técnica del fabricante, comprobamos que el modelo mostrado es un congelador GSN36AI30… que tiene un consumo energético de 227 Kwh/año.

Si hacemos el cálculo conjunto del consumo del frigorífico americano, tenemos que:
  • Combinación mostrada (frigo KSV36AI40 + congelador GSN36AI30): 75 Kw/h/año + 227 Kw/h año = 302 Kwh/año
  • Otra combinación de la misma promoción (KSV36AI30 + GSN36VI30): 112 Kwh/año + 234 Kwh/año = 346 Kwh/año
La campaña publicitaria de Bosch suscita algunos temas para la reflexión, entre ellos:

a) Los posibles malentendidos a que puede dar lugar una información incompleta sobre consumo de energía.
b) La pérdida de oportunidades para el ahorro energético que conlleva la promoción de frigoríficos y congeladores cada vez más grandes.

Evitar malentendidos

Como hemos visto, los “frigoríficos americanos” objeto de la promoción se forman con dos componentes – frigorífico y congelador - de tamaño y apariencia externa similar… pero con consumos energéticos muy diferentes: el congelador (la pieza cuyo consumo se omite) utiliza tres veces más energía que el refrigerador. Desde nuestro punto de vista, esta información parcial podría confundir al consumidor… especialmente cuando ambos componentes tienen el mismo aspecto exterior y la promoción nos ofrece, de forma genérica, “bajo consumo”.

Una oportunidad para el ahorro que puede malograrse

Comparemos ahora los consumos de los actuales frigoríficos-congeladores de una sola pieza (formato más común en los hogares españoles) con el de estos aparatos de formato americano o “side by side”:

Combi 2 puertas clase A+++ (201 x 60 cm) Bosch KGE39AI40 (336 litros).  
Consumo anual: 156 Kwh/año

Combi 2 puertas clase A++ (200 x 60 cm) Bosch KGN39VI30 (315 litros).  
Consumo anual: 242 Kwh/año

Combi 2 puertas clase A+ (200 x 60 cm) Bosch KGN39AI20 (315 litros).  
Consumo anual: 322 Kwh/año

Frigorífico americano A+++ (Bosch Maxx Duo KSV36AI40 + GSN36AI30). Consumo anual: 302 Kwh/año

Frigorífico americano A++ (Bosch Maxx Duo KSV36AI30 + GSN36VI30).
Consumo anual: 346 Kwh/año

Los datos son claros: un combi eficiente (A+++), con una capacidad útil de 247 litros de refrigerador y 49 de congelador (más que suficiente para el tamaño y circunstancias de un hogar medio en España), de la propia marca anunciante, tiene un consumo energético en torno a la mitad que el que tienen los frigoríficos americanos, promocionados bajo el argumento del “bajo consumo”.

Es evidente que los frigoríficos y congeladores actualmente en el mercado han mejorado notablemente su eficiencia en relación con los productos ofertados hace una década. Los datos de consumo expuestos arriba sugieren que este avance puede ser aprovechado, cuando llegue el momento de sustituir nuestro equipo, para reducir el consumo de energía en el hogar… o puede convertirse en una oportunidad perdida para el ahorro si se imponen los aparatos de gran formato, dotados de grandes congeladores.

Desde la perspectiva doméstica, el dilema planteado podría expresarse así: ¿necesito un almacén de productos congelados en casa… o prefiero aprovechar las mejoras en materia de eficiencia para ahorrar dinero y reducir mi impacto ambiental?

(1) Bombilla encendida 24 horas al día, los 365 días del año

1 comentario:

  1. Anónimo10:46 a. m.

    Podeis ver una guis de consumo de electrodomesticos editada por WWF en este enlace.
    http://www.eurotopten.es/

    ResponderEliminar